Blog

25nov2015

¿Dónde cambiar, fuera o dentro? (II)

Si has hecho el ejercicio que te propuse la semana pasada, seguramente habrás tenido más de una sorpresa… Más de una vez te habrás dado cuenta de que las apariencias engañan. Y de que no somos tan dependientes de lo externo como creíamos. De hecho, no dependemos para nada de lo externo para ser felices… Dependemos de lo externo para nutrir nuestro cuerpo, para cubrirlo, movernos, intercambiar, respirar, tocar, tener sensaciones… ¡pero no para ser felices! Tenemos el poder de ver absolutamente cualquier cosa desde un punto de vista positivo o negativo.

Sin embargo, si nos olvidamos de este poder, o nos negamos a ejercitarlo, responderemos mecánicamente, de la forma condicionada de siempre, siguiendo nuestras grabaciones del pasado, incapaces de renovarnos y por lo tanto de sentirnos vivos y actuantes. La mayoría de las personas, si actúan en automático, actúan en negativo(*), sin siquiera pensarlo ni considerar otra postura posible.

236H_opt

Tener la libertad para estar libre y alegre, en cualquier circunstancia, es ir más allá del automatismo negativo, de las convenciones sociales y familiares de contención, dolor e impotencia ante las cosas que nos pasan. ¡Esta es la llave de la felicidad! ¡Así de sencillo! Nuestra actitud(**) contiene el secreto de la felicidad, de ella depende que disfrutemos de estar vivos o que padezcamos en la vida… Nuestro humor cambia como el tiempo: sol, lluvia, tormenta, nieve, frío, calor – siempre fluctuando. Pero nuestra actitud depende de nosotros mismos ¡en cada momento! Cada instante es válido para tomar una actitud a nuestro favor y no en contra nuestro.

Y aquí no vale decir: “Pero yo no tengo fuerza de voluntad”. Tener o no tener fuerza de voluntad es solamente una  creencia, una grabación, un automatismo. Si cambiamos el pensamiento, cambiamos el hecho. Aunque nos hayan dicho toda la vida: “Es un desastre, no tiene ninguna fuerza de voluntad”, esto no es para nada una verdad absoluta. Lo que te hace no tener fuerza de voluntad es haberlo creído, no que te lo hayan dicho ni tampoco que los hechos lo demuestren, pues los hechos siguen lo que uno se cree, por lo tanto es natural que se haya manifestado, si así piensas.

SONY DSC

Una pescadilla que se muerde la cola. Esta semana, vamos a ejercitar esta forma nueva de actuar: estar contento sea la circunstancia que sea.  Si te hacen una injusticia, mira un lado positivo de la misma, si te sientes abandonado, mira una lado positivo de estar solo. Si alguien enferma, mira todo lo que esta persona puede aprender con ello. Si alguien muere, considera que ya está libre de la limitación que supone el cuerpo. Una perdida es para que algo nuevo entre en tu vida…

 

Ejercicio – Las ideas que tenemos sobre las cosas son las que provocan nuestro estado de ánimo. Trata de ver una forma positiva para todo lo que pasa: aprendizaje, mayor capacidad de comprensión y de amor, una prueba que puedes superar, un refuerzo para un aprendizaje anterior… Con la actitud correcta el corazón se abre con gran facilidad. Esta semana procura también meditar, entrar en tu observador, esta parte tuya que lo puede ver todo desde fuera, incluso a ti mismo. Mira lo que sientes viéndote como si fueras otra persona, desidentificándote de tu persona…

 

 

—————————————————————————————————————————————–

(*)Actúa en negativo – se dice esto cuando alguien toma un acontecimiento de su vida de forma destructiva, en contra de si mismo, algo que vale para restringir, contraer, limitar. Todos los acontecimientos de nuestra vida tienen una finalidad de desarrollo y aprendizaje. Si lo sabemos ver, estaremos actuando constructivamente, a favor nuestro: ensanchando nuestra consciencia, nuestra visión de la vida y de la muerte y de la finalidad de todo ello…

 

(**)Actitud – una actitud es una forma de actuación. Ante cada hecho hay una infinidad de maneras en las que se puede maniobrar. Cada forma de actuar trae consigo una consecuencia distinta. Si la actitud que estamos teniendo aporta un resultado constructivo para nuestra vida, ¡estupendo! Pero si no es así, tratemos de buscar actitudes que tengan resultados más favorables. Vamos a buscar formas de ver las cosas que aumenten nuestro placer de estar aquí en este mundo. El verdadero Ser es leve, alegre, vivo.

 

 

Escrito por Marly Kuenerz

Marly Kuenerz

Psicóloga clínica y creadora de El Juego de la Atención

  • 25 nov, 2015
  • Marly Kuenerz
  • 0 Comments
  • Crecimiento personal, estoy triste, Marly Kuenerz, tengo ansiedad,

Share This Story

Categories

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>